morgue liceistas
Aseguran que la joven era una muchacha tranquila. Foto: Twitter

Una joven de 16 años falleció tras recibir una golpiza por parte de cinco compañeras de clase el pasado 13 de febrero. La víctima estaba embarazada

Desde hace meses se da un fenómeno por las redes sociales entres los adolescentes, no solo los de la ciudad de Caracas sino los de todo el país.

Los jóvenes, en su mayoría estudiantes de bachillerato, se insultan a través de Facebook y otras redes sociales; buscan peleas que terminan en citarse en un punto y que los demás compañeros acudan al lugar a ver como se agarran a golpes y, además, a grabar las golpizas a través de sus teléfonos celulares para luego colgar los videos en YouTube.

Si alguna de las personas citadas al encuentro no acude, deberá cargar con el peso y la deshonra de ser un cobarde, pasar por el bullying y, con ello, la muerte social. O cómo llamarían ellos mismos dejarían de ser “farándulas” y ser “farándulas” para los chamos venezolanos es de vida o muerte.

Más muerte que vida

Ese es el caso de Michell Longa, una adolescente de 16 años de edad en estado de gravidez, que perdió la vida en manos de cinco compañeras de clases, quienes la golpearon brutalmente el día lunes 13 de febrero cerca del liceo Caricuao, ubicado en el sector UD5.

El embarazo de Michell Longa tenía 12 semanas de gestación. Debido a la golpiza perdió al bebé, sufrió daños en la cervical y fue trasladada a la terapia intensiva del hospital Miguel Pérez Carreño, donde fallece el lunes.

Michell Longa, según la madre de una compañera de clases, era una niña tranquila, mientras que una de las atacantes alardea en las redes sociales de tener familia y amigos “malandros” para intimidar a sus compañeros.

La representante, que pidió no publicar su nombre, denunció que la directora del plantel está protegiendo a las agresoras, para proteger su cargo y se mostró indignada al conocer que la información se ha difundido por las redes.

Otros casos

El caso de Michell Longa no es el único. El mismo día que sufrió la grave golpiza, le cortaron la cara a una niña del liceo Ramón Díaz Sánchez.

Asimismo, se tuvo conocimiento de otro caso sucedido días antes, el 25 de enero. A un joven de 19 años que se encontraba con unas liceistas le dieron varios tiros y falleció tres días después en el hospital Miguel Pérez Carreño.

Una representante de un liceo de Caricuao aseguró que estos casos se han vuelto cotidianos y que nadie se pronuncia ante estos hechos. “Yo soy madre de 2 niñas siento tanto temor que me ha pasado por la mente retirar a mis niñas y que no sigan estudiando”.

Esta madre pide desesperadamente a las autoridades ver lo que está pasando en las calles de la parroquia Caricuao y, además, se mostró impotente ante una sociedad que no valora la vida.

Hechos violentos oscurecen la vida de los venezolanos a diario y pensar que son nuestros niños y adolescentes quienes están detrás del gatillo de las armas, del garrote y son capaces de matar es aún más.

Redacción V1Noticias